El Uruguay: Entre la Pandemia y la Sequía

El Uruguay: Entre la Pandemia y la Sequía

En la actualidad, además de padecer la pandemia por el Coronavirus, la Argentina está atravesando una de las peores sequías de los últimos 50 años, las bajantes del río Paraná y en este caso del Uruguay son realmente históricas, donde algunas localidades están sufriendo esta realidad.

Río Uruguay, nombre que recibe uno de los ríos más caudalosos de la Cuenca del Plata, hoy golpeado por una atípica bajante pocas veces registrada; nace en el país vecino de Brasil, en la confluencia de dos ríos Canoas y Pelotas, ambos localizados al sureste de este país, en los Estados de Rio Grande do Sul y Santa Catarina respectivamente.

Desde su naciente recorre (en sentido Este – Oeste) un trayecto de 600km hasta confluir con el Río Pepirí Guazú en la Provincia de Misiones. En su recorrido hasta llegar a nuestra provincia se encuentran con tres centrales hidroeléctricas (Central Hidroeléctrica Machadinho, Hidroeléctrica Itá y ya muy cerca de nuestro territorio, la central Foz do Chapecó) todas construidas e inauguradas entre las décadas de 1990 y 2000.

Una gran sequía afecta hace varios meses esta región del país y por ende no registra grandes caudales de precipitaciones, en consecuencia, se está atravesando una situación muy difícil, afectando de manera directa a la biodiversidad y a la población en general.

El río Uruguay que en su caudal normal se mantiene en valores elevados, en estas últimas semanas, estuvo registrando marcas inferiores a lo habitual, muchos afirman que esto se debe principalmente a la falta de precipitaciones, otros mencionan que es culpa de las centrales hidroeléctricas que están en Brasil; lo cierto de todo esto, es que estamos viviendo un cambio climático muy acelerado, donde las regiones caracterizadas por un clima subtropical sin estación seca y con valores superiores a los 2.000 mm anuales de lluvias, hoy se encuentren en un momento de cambio, reduciendo esos valores casi a la mitad.
La extraordinaria bajante del río, pocas veces registrada permite ver en partes el fondo de su lecho rocoso, cubierto de bancos de rocas principalmente de canto rodado y desnudando en partes su angosto y profundo canal.

La faltante de lluvias en la zona del sudeste brasilero afecta a los afluentes que son los que alimentan al curso principal del Uruguay, sumado a esto, las grandes represas en Brasil que fueron cerrando sus compuertas para la generación de su energía, perjudicando de esta manera a todos los territorios que se encuentran aguas abajo.

Asombro e incertidumbre son las sensaciones que hoy describen los lugareños de diferentes localidades lindantes al majestuoso Uruguay. Algunos denotan y afirman que están sorprendidos y tristes por este fenómeno vivido, muchos nunca tuvieron esa experiencia y en gran parte afirman que se trata de una bajante extraordinaria y que en determinadas zonas permite “pasar a pié” al otro lado.

Lo cierto es que hoy nuestro río Uruguay es noticia, pasó de ser majestuoso a crítico, de caudaloso a seco; una bajante sin precedentes, quizás opacada por una pandemia mundial y que lamentablemente, en los próximos días no registrará precipitaciones significativas que ayuden a revertir su estado crítico.

Por KRONBAUER Héctor Horacio

👉El Majestuoso Río Uruguay👈

👉El Majestuoso Río Uruguay👈

Así se encuentra uno de los Río más caudalosos de la Cueca del Plata a la altura de Puerto Panambí, Misiones, hoy afectado por una bajante extraordinaria que deja atónito a todas las personas que aseguran no haber visto semejante panorama. Desde el aire se puede apreciar el fondo del río y su angosto y profundo canal.

👉Agradecemos a la PREFECTURA NAVAL ARGENTINA – PANAMBI por el traslado para tomar dichas imágenes.

👉Imágenes tomadas en la jornada del Jueves 16/04/2020

👉Copyright 2020 – HH Fotografías – Todos los Derechos Reservados👈

Pandemia, la otra cara – Covid-19 

Pandemia, la otra cara – Covid-19 

Una pandemia inesperada cambió totalmente la vida de la población mundial, inclusive en nuestra provincia, aunque muchos pensaban que estábamos muy lejos de tal situación.

Como cuesta todo el cambio que nos toca vivir, apenas comenzando el año 2020 y teníamos información de un virus desde el continente asiático, en China y más precisamente la ciudad de (Wuhan).

Con el paso del tiempo comenzó el avance del virus a escala global y a una velocidad muy rápida, después de castigar a la ciudad antes mencionada, comenzó a circular por otros países del continente asiático siguiendo la circulación viral por Europa, África y Oceanía estos dos últimos no registraron un gran avance, en cambio en el viejo continente comenzó con los peores índices de contagio y de mortalidad. Luego siguió a nuestra querida América, afectando drástica a la población de los Estados Unidos y nuestro vecino país Brasil del que sufre cada día mas contagios y muertes que superan los índices de China donde comenzó todo.

De tal manera que la organización mundial de la salud declaró como una “pandemia”, por lo que el mundo se conmovió por todos los daños que comenzaba por el avance del virus.

El enemigo invisible avanza a pasos agigantados sin mirar el pensamiento político, religioso, el status social y económico. La pandemia no tiene fronteras, no tiene vacunas, sin pedir permiso llega y nadie sabe cuando le puede tocar el momento, cuando menos se espera comienza a asomarse.

En tal sentido en marzo del corriente año es el momento del anuncio del presidente del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno Nacional con el fin de aislar a la población para protegerla

Todo este cambio hizo que modifiquemos nuestras formas de vivir, de convivir; tal es el caso de la flora y la fauna que comienzan a ganar terreno y ocupar su espacio.

De pronto la naturaleza empieza a tener otro cambio de vida, en momento en que los animales y las plantas encontraron el descanso que necesitan, fueron encontrando su lugar en el mundo, hoy más que nunca tenemos el enorme compromiso con el planeta de cuidar nuestro ecosistema del cual tanto reclamamos y queremos un oxigeno limpio.

Es hora de comenzar a reflexionar, hoy se ve a las plantas en sus lugares, más verdes que nuca, sin que nadie dañe las hojas, las ramas, los animales tranquilos en su lugar, sin que nadie los espante, los golpee, los mate y los maltrate, ellos deben estar felices que hay cuarentena, no solo en Argentina sino en el mundo ya que todos debemos estar asilados y ellos libremente.

Es lógico, disminuyó mucho la contaminación ambiental, dejamos de tirar basura en arroyos, ríos, dejamos de pisar el césped de los paseos públicos, de maltratar a las platas de contaminar el planeta con diferentes quemas, basta decir que menos circulación de vehículos el ambiente respira más puro, el ecosistema está recuperando terreno.

Hoy se observa en nuestra provincia nuestros arroyos, ríos en su plenitud; tranquilidad con la selva paranaense en su gran esplendor, un ejemplo claro en Misiones son las cataratas del Iguazú, donde hoy se observa solo el ruido de las aguas, la fauna encontrándose en su lugar donde mejor desarrolla a su habitad.

Es lógico también mencionar que la falta de precipitaciones en Brasil y en nuestra provincia perjudica el caudal normal de las cataratas, de nuestros arroyos, saltos, cascadas y ríos que hoy muestran su cauce como muy pocas veces visto en Misiones y el país.

Todo esto es favorable a nuestro ecosistema, no obstante, la otra parte que sufre la situación económica por no poder trabajar, pero somos una cadena que nos necesitamos unos a los otros, entre los humanos nos contaminamos, nos peleamos, a la naturaleza también la destruimos y la matamos, la realidad sería que tendremos que tener un equilibrio para que todo funcione equitativamente. Capaz si todos cedemos algo, la naturaleza nos va regalar una enseñanza que nos sirva como reflexión para cada habitante.

Krasuscki Omar – Profesor en Geografía-

👉CORREDERAS DEL CUMANDAÍ👈

👉CORREDERAS DEL CUMANDAÍ👈

San Javier ofrece a los turistas las románticas correderas del Cumandaí, muy visitada en época estival por la tranquilidad del lugar y los entretenimientos que ofrece; hoy con un nivel de caudal muy bajo a lo normal.

Sus aguas limpias reflejan los distintos tonos de verde y contrastan con el fuerte azul del cielo que convierten al lugar en una postal más de la tierra colorada.

Al igual que en casi todos los sectores del río Uruguay, y a la gran sequía que azota a esta parte del país, así lucen las Correderas del Cumandaí mostrando su gran lecho y su profundo Canal. (Las Islas pertenecen a Brasil)

 

👉Imágenes tomadas en la jornada del Miércoles 29/04/2020

👉Copyright 2020 – HH Fotografías – Todos los Derechos Reservados👈